domingo, 14 de enero de 2018

Soledad



Soledad, refugio de locos poetas
que se esconden entre las sombras
para alcanzar sus letras.

Lugar de grandes pensamientos,
escodite de los miedos
donde libres alzan el vuelo.

Soledad que a veces llega sin llamarla
para oirnos por dentro,
para guardar nuestros secretos.

A veces querida y odiada a la vez,
necesaria siempre que llega
sin alma ni pena.

Soledad que se apropia del ser
que te habla desde lo mas hondo,
donde los llantos siempre son sordos.

Tócala con tu alma
recréate en el autodescubrimiento,
métete en ella y pierde el miedo.

Soledad, tiempo de encuentro del "yo"
exploración de reconocimiento interno,
descubridora de nuestro talento.

Compañera fiel que te conoce,
conversa con ella hasta amanecer,
pañuelo de lágrimas que corren.

Soledad, espejo de emociones,
ratos de reflexión interior,
que te muestra soluciones.

Equilibrio entre el yo y los demás,
conocimiento a fondo de nuestra identidad,
silencios que solo tú sabes escuchar.

Soledad que me acompañas siempre
en mi tiempo alegre y triste,
soledad que mira sin verme,
que me habla sin oírme,
soledad que me entiende
cuando nadie mas existe.

TCL

domingo, 31 de diciembre de 2017

Un final para un nuevo comienzo


Un final para un nuevo comienzo. 

Un año cargado de aprendizaje se va, lleno de sentimientos nuevos con los que te acostumbras a vivir, vacíos inesperados que se esconden en lo más profundo del alma.

Un año con lágrimas, dolor, melancolía, tristeza... pero con momentos mágicos llenos de amor, risas, música, sorpresas...

Recuerdos imborrables que marcan un antes y un después, preparación para recibir todo con más fuerza, con los pies en el suelo y el alma en las manos, para ofrecer siempre lo mejor de una misma.

Hoy se acaba un año, pero a la vez comienza otro, lleno de sorpresas, agradables o no, aquí estamos para soportar cada nueva batalla, con ilusiones y esperanzas, con fuerza y energía positiva, sin rendirse nunca.

Hoy se acaba un año, sí, pero aún quedan 365 nuevas historias que escribir en nuestros corazones... de momento.

Gracias, a ti, por seguir a mi lado, también a ti, por no estar y enseñarme que merece la pena o que no.
Gracias a los míos, donde un trocito de mi alma está presente. 

¡¡Adiós 2017!!
¡¡Bienvenido 2018!!
¡Feliz Año Nuevo!

TCL


domingo, 26 de noviembre de 2017

No me ves



 Dices que no me ves, es verdad, estoy escondida entre las sombras de mi soledad.

 Allí donde nadie hurga, donde la oscuridad acecha, donde nadie entra a buscar por el frío que deja inerte el cuerpo del cobarde.

 Debajo de la capa de invisibilidad donde soy intocable, donde nada penetra, donde sólo yo veo las acciones de la gente con careta.

 Es cierto, no estoy, me he perdido en mi oscuro mundo, aquel que me abriga, donde no hay ojos amenazantes ni lenguas de víboras. Un mundo de recuerdos olvidados, de luces tenues y a veces de una oscuridad extrema, impenetrable por almas vacías, por seres humanos sin nombre, por cuerpos sin manos. 

 No me ves en caricias lejanas, ni en besos atrasados, no estoy en ese lugar donde miras sin ver, no me ves en tus recuerdos por no mirar tu reflejo, ese que se ha difuminado con el tiempo.

 Aquí la espera es lenta, casi agónica, pero también es certera, viendo vacíos y sombras, palabras que mienten, sentires opacos, almas neutras, valores sin dueño y pocos te amo.

Dices que no me ves, pero... ¿acaso me has buscado?

TCL


miércoles, 25 de octubre de 2017

SIÉNTEME


Quí­tame este calor inmenso
que siento en mi cuerpo.

Desátame las pasiones
que tengo dentro de mi pecho.

Navégame al ocaso
cada clamor de piel.

Profundiza en el abismo
de mi mirada sin ley.

Bébete cada uno de mis besos
que saben a miel.

Piérdete en mi guarida
una y otra vez.

Duérmete a mi vera
y despiértame al amanecer.

TCL


domingo, 24 de septiembre de 2017

¡Gracias!


 Hoy escribo de nuevo unas palabras sobre un folio en blanco. Disfruto escribiendo, casi siempre para mi.

 Siempre gozo mis momentos de locura que me sacan palabras, versos y lineas que a veces me ayudan a drenar el peso de la lucidez.

 Hoy he decidido compartirlo contigo.

 Léeme, conóceme, siéntete libre de comentar lo que te transmiten mis letras.

 Este es mi espacio, donde hablo de las emociones, propias y ajenas.

 Me rodeo de gente que me emociona, oigo música que me eriza la piel, me gusta ver películas que me hagan reflexionar y porque no, hasta llorar.

 He escrito en cuadernos, servilletas, en word... sueños o realidades, lineas sueltas que luego he ido tejiendo con suavidad y mimo.

 Hoy escribo para agradecer, a todos, los lectores y compañeros que me motivan a seguir.

 Les agradezco el tiempo que pierden en leerme y comentarme, de las emociones que me habéis provocado.

 Gracias a todos, los que  estáis ahí desde el principio, los que acabáis de llegar, a los que comentan y a los que, tal vez, por pudor no lo hacen.

 Gracias por seguirme, por compartir, por no juzgarme.

 Gracias por hacerme sentir cosas bonitas, por comentarios que han provocado un cosquilleo en el estómago, que han recorrido mi piel con un escalofrío, que aceleran el corazón y arañan el alma.

 Gracias a mis lectores, amigos y familia por acompañarme en esta locura.

TCL


viernes, 15 de septiembre de 2017

El ocaso


La oscuridad acecha durante el día,
el enemigo se esconde entre las sombras,
el cielo se pinta de gris,
la tristeza se ahoga.

El silencio suena muy fuerte,
entre el murmullo de la gente,
se disfraza de inquietud,
deja tu cuerpo inerte.

Un frío suelo bajo tus pies,
cubierto de zapatos sin suelas,
cansados de caminar al revés,
por todas las enredaderas.

La boca ya no puede gritar,
se ha encerrado la palabra,
en un tunel sin salida 
donde la verdad siempre calla.

La mirada se ha dormido
en una cuna de plata,
la vista se ha perdido
en las noches mas largas.

El vacío se adueñará
del corazón prisionero,
el día se apagó...
donde murió el sueño.

TCL


viernes, 28 de julio de 2017

No soy escritora



 Escribo por casualidad, sin pretensiones, desde hace mucho, en la sombra. 

 Mis letras son el resultado de momentos atrapados en mi mente, reales o imaginarios, como una foto transformada en letras.

 No soy escritora, escribo por placer, mis debilidades, mis heridas aún sangrantes, lo que vivo, lo que imagino, el grito que tengo atrapado en la garganta y que fluye por los dedos.

 Me relaja escribir, inmortalizar recuerdos, buenos y malos, ayuda a sanar mi alma, renovar mi travesía, releer y comprender, alivia y consuela.

 A veces me traslada a un mundo de sueños, de lugares que tal vez no existen, rincones perdidos o camuflados en mi mente que no para de girar.

 Me gusta hacerlo cuando estoy sola y de repente dejo de estarlo, se plasman ilusiones, se crean realidades inalcanzables que adquieren forma al compartirlas con los que me leen.

 Escribir es magia, un cerebro descontrolado que transforma ideas en palabras, en frases, en quimeras inalcanzables, sentimientos desbordados, historias, cuentos o relatos donde mi mente da vida a los personajes, frases que suenan a música, a reproches, a miedos...

 Escribo lo que vivo o lo que sueño, plasmo la realidad de la vida, a veces mejor la invento, escribo para mi, para que mis recuerdos no se escapen por las grietas de mi cerebro, escribo por accidente, el más bonito que he tenido.

TCL